Titulo

El 100 % de matrícula de dos planteles de Telebachillerato beneficiado con una beca

Inicio / El 100 % de matrícula de dos planteles de Telebachillerato beneficiado con una beca

Nuevo Delicias y Ejido Ocampo son dos poblaciones pertenecientes a la zona rural del municipio de Chihuahua, que se ubican al norte de la capital.  En estas comunidades, operan los telebachilleratos estatales 8613 y 8681 respectivamente, cuyos estudiantes han destacado en cuestiones académicas, deportivas y culturales. 
 
De nueva cuenta y para no perder la costumbre, ambos planteles logran distinguirse pero en esta ocasión por lograr por tercer año consecutivo, que la totalidad de su población estudiantil cuente con una beca.
 
Los alumnos y las alumnas de estos centros educativos son beneficiarios de programas federales como: Prospera (Programa de Inclusión Social) de la Secretaría de Desarrollo Social; así como el Programa de Becas para la Educación Media Superior (Probems), que opera la Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior.  De igual manera, algunos y algunas estudiantes han recibido los apoyos que otorga la Dirección de Desarrollo Rural de la Presidencia Municipal de Chihuahua.
 
Aunque no resulta desconocido el impacto tan positivo que tiene para cualquier estudiante, contar con un apoyo económico que le permita solventar algunos gastos relacionados con sus estudios, para estos y estas jóvenes que habitan en comunidades rurales ser beneficiarios de una beca puede ser la diferencia entre quedarse sin estudiar y seguir con su preparación.
 
A este respecto, la maestra Cristina Aimé Martínez Santiesteban, directora del Telebachillerato Estatal 8613 de Nuevo Delicias, explicó que algunos de los alumnos de este plantel le han manifestado que de no ser por la beca no podrían continuar con sus estudios: “La mayoría son de bajos recursos o vienen de comunidades muy alejadas y requieren dinero para gastos de traslado y alimentación.”
 
Y es que los centros escolares que operan bajo esta modalidad están asentados en localidades con una población inferior a los 2 mil 500 habitantes y no cuentan con otro plantel del nivel medio superior en 5 kilómetros a la redonda.  Además de brindar servicio a las comunidades en las que se ubican, a los telebachilleratos acuden jóvenes que viven en poblaciones próximas.
 
En el caso de esta escuela ubicada en Nuevo Delicias, se atiende a residentes de sitios como Estación Terrazas, Ejido Bellavista, Ojo Laguna o de algunas rancherías que se ubican en la zona de la carretera Chihuahua-Ciudad Juárez.
 
Uno de los alumnos de este plantel de telebachillerato es Giovanni Gutiérrez Madrid quien cursa el tercer semestre y es beneficiario de la beca de No Abandono, apoyo que es de gran utilidad para él: “Me ha ayudado a mis gastos de la escuela, como sería la comida, el uniforme, y la gasolina”.
 
Giovanni viaja todos los días cerca de 10 kilómetros, desde un rancho en el que habita con su familia y en el que trabaja su papá.  Aunque se transporta en vehículo propio, de no contar con esta beca le sería complicado trasladarse al no poder solventar los gastos de combustible para su auto.
 
El Telebachillerato 8681 de Ejido Ocampo es otro centro en el que la totalidad de su alumnado cuenta con una beca.  Su director, Miguel Ángel Aceves Martínez, menciona que este plantel presta servicio a jóvenes provenientes de Ejido Sacramento, Colonia Sacramento, Majalca, Ejido Cuauhtémoc e incluso, de las colonias localizadas en la zona norte de la capital del estado.  En ambos casos, algunos estudiantes reciben el apoyo de transporte de los camiones de los Centro Regionales de Educación Integral (CREI).
 
En lo referente a la forma de operación de estas becas, la maestra Cristina Martínez revela que los y las jóvenes reciben una tarjeta de débito a la cual se deposita de manera mensual o bimestral, dependiendo del tipo de apoyo, el monto de la beca para que el beneficiario, pueda disponer del dinero cuando lo requiera.
 
Las becas para la Continuación de Estudios que anteriormente se conocían cómo de “Inicio” y “Permanencia”,  y cuyo monto entre los 650 y los 875 pesos mensuales, están dirigidas a alumnos y alumnas que recién ingresaron al nivel medio superior, o bien, a aquellos que ya cursan del tercero al sexto semestre. 
 
Por otra parte, la modalidad de No Abandono consiste en un depósito que se realiza cada dos meses, por una cantidad que puede ir de los 650 a los 850 pesos mensuales.  Mientras que las becas de Prospera consisten en un pago bimestral de entre mil 500 y mil 600 pesos con la diferencia que se entregan apoyos a todos los integrantes de la familia además del o de la estudiante.
 
El Telebachillerato 8613 de Nuevo Delicias cuenta con una matrícula de 44 alumnos y alumnas, de los cuales: 16 tienen una beca de “Inicio” o de “Permanencia”; 17 cuentan con el apoyo de No Abandono y los 11 restantes son beneficiarios de las becas de Prospera.
 
Casos como los de las alumnas Jennifer Alejandra Reynosa Garay o Elizabeth Alonso Madero ilustran perfectamente la importancia de contar con un apoyo de esta naturaleza. 
 
Jennifer, de 17 años, cursa el tercer semestre y es beneficiaria de una beca de Permanencia.  Los recursos de este apoyo los utiliza principalmente “para los uniformes y en los materiales de la escuela.” Originaria del estado de Zacatecas se trasladó muy pequeña a la comunidad de El Sauz en busca de mejores oportunidades.  Hoy vive con su familia integrada por su padre, una hermana y un hermano menores que ella y a quienes en ocasiones, ayuda con sus gastos gracias a la beca: “a ellos también los ayudo si necesitan materiales porque vivo con mi papá y a veces él no puede comprárselos,”
 
También habitante de El Sauz donde vive con su abuelita, tíos y primos, Elizabeth de 15 años estudia el primer semestre.  Ella explica que utiliza el dinero de su beca de Ingreso para todos sus gastos tanto de la escuela como para cuestiones personales: “Me ha ayudado para seguir estudiando”, detalló.
 
El director del plantel de Telebachillerato que se encuentra en Ejido Ocampo, indicó que 69 de los 98 jóvenes que cursan sus estudios en ese centro, cuentan con una beca de Continuación de Estudios o bien, una de No Abandono; mientras que 28 tienen el apoyo de Prospera.
 
Cabe destacar que en este centro también hay beneficiarios de una beca que otorga la Dirección de Desarrollo de Desarrollo Rural del Municipio de Chihuahua y que consiste la entrega de un cheque por un monto de mil 800 pesos en el mes de mayo, y otro de mil 200 en noviembre.
 
“Unos 20 de nuestros alumnos cuentan con este apoyo, 19 de los cuáles tienen también una beca federal”, dijo Ángel Aceves.
 
El directivo relata que entre sus alumnos “hay jóvenes que aunque a veces la gente no lo crea, vienen sin desayunar”, y con emoción prosigue: “Esa beca les apoya para que puedan venir desayunados.  También para sus útiles escolares, entonces en la gran mayoría de los casos es muy necesario este apoyo.”
 
Resulta importante resaltar la labor de directores, directoras y docentes quienes se convierten en gestores para los trámites de las becas pues como explica la maestra Cristina Martínez; “es un gran compromiso que nosotros tenemos hacia los alumnos, hacia los padres de familia, de que le vamos a dar el seguimiento y las instrucciones a los jóvenes para obtener el beneficio de la beca.”
 
Y es que sin lugar a dudas, esos maestros y maestras conocen a la perfección las necesidades que tienen los y las jóvenes habitantes de esas comunidades, pues para ellos una beca puede ser la diferencia entre ver truncadas sus aspiraciones o continuar con su superación, tal y como lo señala con determinación la joven Elizabeth Alonso: “si no tuviera esta ayuda, yo no podría seguir estudiando.”