Titulo

Emite Secretaría de Salud recomendaciones para evitar la obesidad infantil

Inicio / Contenidos / Emite Secretaría de Salud recomendaciones para evitar la obesidad infantil

Chihuahua, Chih.- Con el objetivo de mejorar la salud de los niños y niñas chihuahuenses, la Secretaría de Salud emite las siguientes recomendaciones para evitar que este padecimiento siga afectando a la niñez.
 
Se propone incitar a los infantes a realizar algún tipo de ejercicio físico de manera frecuente, con el fin de mejorar su condición física y  enfocar el gasto de energía en una actividad sana ya que podrían aprovecharlo compartiendo tiempo de calidad con otros niños ejerciendo actividades en común y contribuyendo su salud.
 
Es recomendable limitar el tiempo que dedican a la televisión, video juegos, computadoras, tablets, entre otros. Ante esto es recomendable no permitir que los pequeños pasen más de dos horas frente a estos aparatos. Cabe mencionar que el uso excesivo de estos dispositivos electrónicos hace que disminuya el tiempo dedicado al ejercicio físico.
 
Además se recomienda a los padres de familia que incluyan en su comida diaria un plan saludable agregando verduras, frutas y cereales, también tratar de reducir el consumo excesivo de refrescos, bebidas muy azucaradas o comida chatarra. Así como cuidar las proporciones de alimento, ya que estas van de acuerdo a las necesidades que cada miembro de la familia.
 
Es importante consultar el peso, masa corporal, circunferencia de cintura y el crecimiento de sus hijos, con la finalidad de mantenerse al tanto y detectar a tiempo cualquier anomalía que pueda presentarse.
 
La obesidad está asociada a un elevado riesgo de padecer otras enfermedades no transmisibles como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, las consecuencias de estos padecimientos asociados van más allá de la salud, ya que reduce la productividad del pequeño.
 
Sin embargo, la Secretaria de Salud exhorta a los padres de familia a participar en el control de hábitos alimenticios y fomentar la actividad física para disminuir el riesgo de presentar obesidad, ya que si los padres de familia se involucran, van a incentivar a sus hijos y podrían ir adecuándolo como un hábito que beneficiará la salud y además formaría un lazo de convivencia familiar.