Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología

Departamento de Planeación Urbana y Regional

Inicio / Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología / Departamento de Planeación Urbana y Regional

Departamento de Planeación Urbana y Regional




DEPARTAMENTO DE PLANEACION URBANA Y REGIONAL

La planeación urbana y regional tiene por objetivo ofrecer bienestar y calidad de vida que beneficie a la ciudadanía, abarcando las características económicas, sociales y físicas del cambio en una zona durante un período de tiempo.
Los participantes de un proceso de desarrollo regional (gobierno, empresas, instituciones, hogares y personas) se influyen mutuamente al realizar múltiples actividades económicas, sociales y culturales. Por lo tanto, el desarrollo regional se considera como un proceso amplio, que abarca actividades económicas, sociales, culturales, políticas y ambientales.

 
 

RESERVAS TERRITORIALES
 

El suelo es el elemento esencial para la orientación del desarrollo urbano y el crecimiento de los centros de población. La Ley General de Asentamientos Humanos y la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Chihuahua como herramientas derivadas de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, específicamente del artículo 27 constitucional determinan que los Planes de Desarrollo Urbano, Municipales y de centro de población señalarán las áreas susceptibles de utilizarse como reserva territorial para las acciones de crecimiento de los centros de población.

Los predios incluidos  en estas áreas de reserva  podrán tener distinto régimen de propiedad: federal, particular, estatal, municipal, ejidal y comunal.
 
Por razones históricas y sociales, la mayoría de los centros de población en el Estado se hallan rodeados por tierras de propiedad ejidal o comunal, debido a ello, el crecimiento desordenado de las ciudades y localidades se ha producido generalmente en este tipo de tierras en condiciones de irregularidad jurídica. Esta forma inconveniente de incorporación de suelo  al desarrollo urbano se ha realizado  al margen de las leyes  y de la planeación urbana, generando especulación, altos costos sociales y económicos, así como deterioro ambiental y niveles críticos de riesgo en   casos de desastre.

Por lo anterior, lo más sano es la incorporación de suelo en forma ordenada y regular desde el punto de vista jurídico. De esta manera es posible programar las adquisiciones de suelo, para estar en condiciones de ofrecerlo en venta cuando se requiera suelo urbanizado. El gobierno  ha procurado desde hace años avanzar en la  conformación de un esquema legal para la incorporación del suelo ejidal y comunal al desarrollo urbano, mediante la creación de reservas territoriales.
Las reservas de suelo, según lo precisa la  Ley son las áreas de un centro de población que serán utilizadas para su crecimiento, al disponer de reservas, se persigue  uno de los propósitos esenciales de la administración del uso del suelo, lograr una oportuna y ordenada disposición de terrenos para satisfacer las demandas derivadas del crecimiento de los centros de población.

Un Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población es el instrumento mediante el cual se determinan las zonas de crecimiento de los centros de población y las reservas para su expansión.
 
 

SUSTENTO JURÍDICO

 

La Reserva Territorial de acuerdo a la Ley de Desarrollo Urbano del Estado
TÍTULO CUARTO DEL SUELO
CAPÍTULO I
DE LAS RESERVAS TERRITORIALES PATRIMONIALES PARA EL DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE

 
ARTÍCULO 56. El Ejecutivo del Estado y los Municipios, entre sí o con el Gobierno Federal, en su caso, llevarán a cabo acciones coordinadas en materia de creación y administración de reservas territoriales patrimoniales para el Desarrollo Urbano Sostenible, con objeto de:
 
I. Establecer una política integral de suelo urbano y reservas territoriales patrimoniales, mediante la programación de las adquisiciones y la oferta de tierra para el Desarrollo Urbano;
 
II. Participar en el mercado de los terrenos urbanos, aplicando, en el ámbito de su competencia,las modalidades, limitaciones y estímulos a la propiedad urbana que señale esta Ley y demás ordenamiento legales aplicables;
 
III. Reducir y abatir los procesos de ocupación irregular de áreas y predios, mediante la oferta de tierra que atienda preferentemente las necesidades de los grupos de bajos ingresos, y
 
IV. Asegurar la disponibilidad de suelo para los diferentes usos y destinos que determinen los Planes o Programas de Desarrollo Urbano Sostenible.
 
ARTÍCULO 57. El Gobierno del Estado, en coordinación con los Municipios, formulará el Programa de Constitución de Reservas Territoriales, el cual deberá estar vinculado con el Plan o Programa Estatal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial Sostenible, los Planes o Programas Municipales de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial Sostenible y los Planes o Programas de Desarrollo Urbano Sostenible de Centro de Población correspondientes, a fin de asegurar que correspondan a acciones sistemáticas continuas en el corto y mediano plazo y que fortalezcan los procesos de sostenibilidad y equilibrio en el aprovechamiento de los recursos naturales.